Skip to content

Cuando la sexualidad es todo un reto

Muchas de las mujeres que padecen estos trastornos genitales se sienten avergonzadas al hablar de ellos e incluso se sienten incomprendidas. Ello trae consigo cuadros de inestabilidad emocional, depresión o pérdida de autoestima e incluso rupturas de pareja.

Los genitales femeninos van cambiando a lo largo de la vida, sobre todo durante el embarazo, el parto y la menopausia. Estas alteraciones suelen traer consigo problemas ginecológicos que, además, afectan al bienestar emocional de la mujer. A continuación, repasamos los principales trastornos y cómo prevenirlos para poder disfrutar de una salud sexual positiva.